Mujeres Empresarias de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, representadas por la Cámara de Mujeres Empresarias y Emprendedoras de Santa Fe (CAMEES), en articulación con el Ministerio de Igualdad, Género y Diversidad, presentó el sello «Empresa Propiedad de Mujeres» (EPM), generado en conjunto con la Agencia para el Desarrollo de Santa Fe y su región (ADER). Se trata de un mecanismo de identificación voluntaria para aquellas empresas que son propiedad de mujeres.

El acto de lanzamiento se realizó en Ríos de Gula, una empresa propiedad de mujeres santafesina, y fue encabezado por la ministra de Igualdad, Género y Diversidad de la provincia, Celia Arena; el ministro de Producción, Ciencia y Tecnología de Santa Fe, Daniel Costamagna; la secretaria de Cooperación Internacional e Integración Regional, Julieta de San Félix; María de los Ángeles Moyano, secretaria del área de Mujeres, Género y Diversidad de ADER; representantes del sector empresario-productivo, gremial y sector cooperativo (UISF, FISFE, AIM, APYME, OAME, CAME, Asociación Gastronómica hotelera, Cámara de la Construcción, Centro Comercial Santa Fe, FE.CE.CO, CICAE) y empresarias de la ciudad.

En ese marco, María de los Ángeles Moyano, secretaria general de Mujeres CAME, presidenta de CAMEES y representante de ADER, destacó la importancia del Sello para identificar que detrás de esa empresa reconocida hay una mujer llevándola adelante «con todo lo que ello implica» y sostuvo: «es de gran trascendencia que el Gobierno considere la articulación público-privada y nos permita participar en el desarrollo de esta iniciativa que, sin dudas, significará una instancia de grandes oportunidades para las mujeres y hace su aporte para disminuir la desigualdad. Nos animamos a decir que somos una de las primeras agencias en la región con un área de género, que se ocupa y preocupa por generar más equidad tanto en las oportunidades como en la presencia y participación de mujeres. Nuestra comisión directiva tiene más mujeres que nunca antes en su historia».

A partir de esta política pública, se busca reconocer el liderazgo y la autonomía económica de las mujeres para reducir las desigualdades estructurales existentes y para garantizar sus derechos. Este Sello es un primer paso que permite conocer, identificar y potenciar a las mujeres líderes de sus unidades productivas, con el fin de promover su participación real en la economía y, especialmente, en el sector empresario y productivo de nuestra provincia.